domingo, 27 de mayo de 2007

POEMA

LA VERDAD


Tu verdad tan silenciosa
tuve que cuidarla en la posada de los adioses.
La hipocresía llamaba a la puerta con una cadencia tan oscura.
Al alba tu verdad se fue dejando huellas tenues.
Se impuso la mentira con voz totalitaria.
Me reconforta tener la estela
de ese silencio que ahora es tan mío.

2 comentarios:

Ventarrón dijo...

excelente, excelente, excelente

Anónimo dijo...

Ita, es precioso y excente